Tips de Lavado

Selecciona la categoría para ver los tips relacionados.

* Sobre estas recomendaciones: Aquí te damos algunos consejos que te van a ayudar a eliminar las manchas de tu ropa. Te advertimos que no son 100% efectivos; pues depende del tejido, de la mancha y de su tamaño su posible eliminación. Sin embargo, te van a ser muy útiles para el cuidado de tus prendas.

  • ¡No a las manchas imposibles sobre tu ropa!

    Aquí encontrarás un ABC del cuidado de tus prendas cuando presentan manchas. Muchas veces creemos que hay manchas imposibles, pero siguiendo esta guía vas a ver que muchas se pueden eliminar.

    Consejos generales

    1. Si una mancha se te resiste, no experimentes. Deje la prenda en manos de un prefesional.
    2. No planches las ropas con manchas, pues lo que haces es fijarlas.
    3. La primera acción sobre una mancha es muy importante: lava las manchas con agua fría de inmediato, puedes evitar que la mancha se adheira a la prenda facilitando su posterior eliminación.
    4. Usa un buen detergente que proteja tus prendas, esto facilitará que elimines las manchas que puedas llegar a tener.

    Aceite de Cocina – Grasa

    1. Antes de lavar la prenda debes frotar las manchas de aceite con jabón líquido en seco, sin agregar agua. Ten cuidado si las prendas son de algodón lavado, porque podría quedarse un cerco blanco.
    2. Otra forma es espolvorear la mancha con polvos de talco, después coloca encima del talco un trocito de papel higiénico. Pasa la plancha por encima del papel higiénico a una temperatura muy baja, entonces el talco absorberá la grasa y desaparecerá la mancha de la prenda.

    Alquitrán

    Deja secar la mancha, y quita todo lo posible raspándola con cuidado. Sobre los restos que queden, aplica mantequilla, margarina o aceite de oliva y frota la mancha con un trapo limpio. Lava después siguiendo las instrucciones de uso.

    Betún

    Aplica la mancha un poco de disolvente de pintura (aceite de trementina) y después lava la prenda siguiendo las instrucciones de la etiqueta de lavado.

    Café

    1. Para una mancha de café, hay dos fórmulas: puedes diluir una yema de huevo en agua y frotar la mancha. Luego enjuágala sólo con agua fría.
    2. La otra fórmula es frotar la mancha con vinagre y alcohol en partes iguales, luego dejas secar la prenda y la lavas según las instrucciones de la etiqueta.

    Cera de Vela

    Primero, quitas todo lo posible de la mancha raspándola. Luego colocas el tejido entre dos trozos de papel de cocina o pergamino y planchas la mancha a temperatura media. Esto hace que la cera quede pegada al papel. Luego lavas la prenda siguiendo las instrucciones de la etiqueta.

    Cerveza

    1. Debes frotar la mancha con una mezcla de ¼ de vinagre y ¾ de agua. Luego enjuagar con abundante agua.
    2. Si esto no te funciona, rocía la mancha con un poco de agua oxigenada y después la pones a remojar en agua con unas gotas de amoníaco. Al final lavas la prenda según las instrucciones de la etiqueta.

    Chicle

    Frota la mancha con hielo o pon la prenda en el congelador, metida en una bolsa de plástico, para endurecer el chicle. Después quitas todo lo posible con un raspado. Luego lavas la prenda según la etiqueta.

    Desodorante

    Si tienes una prenda manchada con desodorante, intenta disolver la mancha dejándola en remojo con detergente, y agua templada. Después lávala siguiendo las instrucciones de la etiqueta de lavado.

    Esmalte de uñas

    Utiliza quitaesmaltes o acetona sobre la mancha (no lo uses en telas sintéticas como acetatos, ni en colores fuertes, ni en negro; puedes esparcir la mancha). Luego lava la prenda según las instrucciones de la etiqueta.

    Espinacas

    Frota la mancha con una papa cruda y luego lava la prenda en agua y jabón.

    Frutas

    1. Para quitar las manchas de frutas, lava primero con agua y jabón y luego frótalas con un trapo mojado en alcohol.
    2. Si quedan residuos de frutas, primero debes quitarlos todos por medio de un raspado. Luego aplicas en la mancha un poco de sal gruesa y cepillar. Por último, pasarle un paño humedecido, todo esto preferentemente en el instante mismo en que ocurrió la mancha.
    3. Si las manchas son de frutos rojos, debes hacer una mezcla con agua y detergente. Aplicas la mezcla sobre la mancha y la dejas secar. Luego lavas la prenda de manera habitual.

    Helado

    Si lavas la ropa con agua tibia y no se va, prueba a aplicar sobre la mancha un algodón con agua oxigenada diluida en agua.

    Moho

    Para quitar una mancha de moho en la ropa, haz una masa con vinagre y bicarbonato de sodio; la aplicas sobre la mancha, la dejas un rato y luego lavas la prenda según las instrucciones de la etiqueta.

    Mostaza

    Retira el exceso de salsa de la ropa. Luego enjuaga y deja la prenda en remojo durante toda una noche. Al otro día la lavas como acostumbras.

    Óxido

    1. Espolvorea un poco de sal sobre la mancha, exprime luego un poco de zumo de limón y deja así la prenda toda la noche. Después lava normalmente.
    2. Si no quieres usar limón, usa vinagre de la misma forma.

    Pegantes y adhesivos

    1. Revisa si el pegante tiene un solo componente, porque lamentablemente las manchas de los pegantes fuertes y/o combinados no se pueden eliminar. Si no, puedes intentar remover la mancha con quitaesmalte o acetona (no lo uses en telas sintéticas).
    2. También puedes intentar dejando la prenda en remojo por unas horas con una mezcla de agua y vinagre caliente; luego lavas la prenda normalmente.

    Pintura, Laca y Esmalte

    1. Para pinturas oleosas y barniz, limpia la mancha con una esponja impregnada en trementina o disolvente de pintura comercial antes de lavar la prenda.
    2. Si alguna prenda se te ha manchado con resina, empapa la mancha con aceite de oliva y a continuación frótala bien con agua y detergente, después metes tu prenda en la lavadora y ¡ya está!

    Remolacha

    1. Las manchas de remolacha se remueven frotando la zona afectada con un paño limpio y húmedo. Luego dejas la prenda una hora en remojo y la lavas de manera habitual.
    2. Si después de esto la mancha no ha salido, prueba añadiendo un poco de limón al agua o usando jabón.

    Sangre

    1. Si la mancha es reciente, enjuaga inmediatamente la prenda con agua fría y lava siguiendo las instrucciones de la etiqueta. Nunca laves la prenda con agua caliente.
    2. Si la mancha es de sangre ya seca, lo mejor es lavar la prenda con agua y amoníaco.

    Sudor

    1. Para sacar las manchas de sudor de tu ropa, lo mejor es ponerlas a remojo con agua y vinagre.
    2. Prueba a cambiar de desodorante, hay algunos formulados especialmente para evitar las manchas en la ropa.

    Debes poner la prenda en remojo en agua fría durante una hora. Luego lava normalmente. Si la mancha se resiste, prueba a eliminarlas con una mezcla de vinagre blanco y alcohol en partes iguales.

    Tinta

    1. Para sacar las manchas de tinta de bolígrafo, pon la prenda en remojo una noche con detergente líquido. Después lávala según las instrucciones de la etiqueta.
    2. También puedes sumergir la mancha en leche templada o zumo de limón durante una hora y luego la enjuagas con abundante agua.

    Vino Tinto

    1. Debes remojar la mancha durante algunas horas en leche fría, y luego lavar la prenda como siempre lo haces.
    2. También puedes quitar la mancha esparciendo vino blanco sobre la mancha. La dejas remojada por unas horas y luego lavas la prenda de manera habitual.
    3. Si el vino cayó en una camisa o blusa de color blanco, prueba a introducirla en leche hervida. Si es de color, frota con cuidado la parte manchada con agua fría mezclada con un poco de amoníaco.
    4. Mezcla un poco de jabón líquido con agua oxigenada y restriega la mancha con ella. Si ves que aún no se va, añade un poco más de agua oxigenada a la mezcla.
  • ¡Cuida tus prendas de acuerdo a su tipo de tela!

    Cada tipo de tela con la que están hechas tus prendas, requiere un cuidado especial. Encuentra aquí las principales recomendaciones.

    Cuidado General

    1. Selecciona la ropa en función del tipo de tejido (algodón, lana, seda, sintéticos, etc.) para luego ajustar mejor el programa de lavado y planchado adecuados.
    2. Vacía los bolsillos, quita los cinturones, las joyas y otros accesorios para evitar que dañen o abulten la prenda, antes de guardarla o de lavarla.
    3. Antes de lavar por primera vez asegúrate de que no existe ninguna etiqueta en la prenda donde el fabricante te indique retirarla.

    Algodón

    1. El algodón es ideal para lavar en la lavadora.
    2. Usa Suavitel® acondicionador de telas. Vas a evitar planchar muchas prendas de algodón.
    3. Si la prenda además de algodón contiene otras fibras, se recomienda el lavado según la fibra más delicada.

    Seda, Crepé y Viscosa

    La seda y el rayón son tejidos suaves y muy delicados que requieren cuidados específicos. Atiende nuestros consejos:

    1. No centrifugues o tuerzas piezas de seda o viscosa.
    2. Envuelve las prendas en un paño y "amásalas" hasta que el exceso de agua sea removido.
    3. Preferiblemente lávalas a mano con productos para Prendas delicadas y en agua templada. Algunas prendas de seda permiten el lavado a máquina a bajas temperaturas, revisa la etiqueta.
    4. Tiéndelas de forma natural y plánchalas cuando la prenda aún esté húmeda.
    5. Debes plancharlos a temperaturas bajas, preferiblemente levemente húmedos o al revés para que no queden brillantes.
    6. No le salpiques agua a una prenda de este tipo de tejido, se puede manchar. Utiliza en el planchado un paño húmedo.

    Tejidos Sintéticos

    Protege estos tejidos del calor: encogen en la secadora.

    Cachemir

    1. Es un tejido muy delicado y normalmente costoso, que debes lavar siempre a mano, utilizando jabón para ropa delicada.
    2. Lava el cachemir a mano y en agua fría con jabón perfectamente disuelto. Tampoco debes retorcerlo.
    3. Usa Suavitel ® acondicionador de telas. Tu prenda conservará un olor muy especial, como si siempre estuviera recién lavada.
    4. Debes secarlo de forma natural: si es necesario plancharlo, hazlo con la plancha a muy baja temperatura mientras la prenda aún esté húmeda.

    Lana

    1. Lava la lana con agua fría y tiéndela encima de una toalla, nunca vertical. Déjala así para que vaya absorbiendo la humedad.
    2. Para secar la ropa de lana, hazlo a temperatura ambiente, lejos del calor y protegida de la luz solar. No uses la secadora.

    Brocado

    1. Lava las prendas con brocado a mano con agua fría y con un jabón especializado en prendas delicadas.
    2. Nunca retuerzas una prenda con brocado.
    3. Plancha siempre por el revés sobre una toalla para proteger los bordados.

    Mezclillas

    1. Es un tejido muy resistente, pero también tiene sus cuidados.
    2. Lava a máquina por separado hasta comprobar que no destiñe.
    3. Lava la tela de mezclilla al revés y recuerda cerrar los cierres antes de meter las prendas a la lavadora.

    Encaje

    1. Las prendas con encajes son muy delicadas y se deben lavar y secar con sumo cuidado y mimo.
    2. Lo mejor es usar un jabón especializado en prendas delicadas como Vel Rosita.
    3. Nunca uses blanqueador pues el encaje se puede volver amarillo.
    4. Seca en horizontal sobre una toalla blanca y lejos de la luz directa del sol.

    Cuero y Ante

    1. En pocas ocasiones se permite el lavado. Debes revisar la etiqueta.
    2. Mantén el buen aspecto de la prenda frotando el ante con un cepillo u otro trozo de ante.

    Lino

    1. Es un tejido muy resistente pero que también requiere de cuidado.
    2. Lo mejor es plancharlo cuando la prenda aún esté bastante húmeda

     

  • ¡Cuida el color de tus prendas!

    ¿Sabías que las prendas blancas, negras o de colores vivos tienen cuidados especiales? Aquí­ encontrarás algunos tips que te ayudarán a mantener tus prendas como nuevas.

    Consejos Generales para cuidar el color

    1. Antes de lavar la ropa nueva de colores vivos en tu lavadora, haz una prueba en el lavadero con agua y jabón y comprueba si suelta o no tinta. En caso de que suelte, lávala a mano.
    2. Siempre que sea posible, cuelga la ropa a la sombra. El sol tiende a hacer que el color de tus prendas se decolore y también puede manchar la ropa.
    3. Sigue las indicaciones de las etiquetas, y separa las prendas según los colores y el tipo de lavado. (Lava aparte las blancas de las oscuras; tampoco mezcles las de colores vivos con negros y blancos).

    Consejos Especiales para Prendas Negras

    1. Antes de lavar la ropa nueva en tu lavadora, haz una prueba en el lavadero con agua y jabón y comprueba si suelta o no tinta. En caso de que suelte, lávala a mano.
    2. Lava siempre la ropa negra por aparte.
    3. Durante el secado, nunca expongas tus prendas negras al sol. Cuélgalas en la sombra y por el revés.
    4. Usa un paño para planchar sobre las prendas oscuras para que no brillen, o plánchalas al revés.
    5. Mantén tu lavadora limpia para evitar motas y pelusas en tus prendas negras.
  • ¡Diferentes tipos de ropa, diferentes cuidados!

    Cada tipo de ropa tiene un cuidado distinto. La ropa de casa, la ropa de vestir, la ropa de bebé... no sólo deben ser cuidadas por su tejido y color, sino por su uso. ¡Te damos consejos muy útiles para que tu ropa se conserve por más tiempo!

    Ropa Delicada

    1. Lo más importante es que uses un jabón especializado en prendas delicadas.
    2. Si lavas ropas de tejidos muy finos como el lino y de croché o con detalles como prenderías o bordados, lávalas por separado y dentro de bolsas de tela diseñadas para ello.
    3. Antes del lavado, vacía los bolsillos, cierra las cremalleras (abiertas, estropean otras prendas), ata los botones y cintas, vuelve del revés los puños, levanta los cuellos de las camisas, y cose cualquier roto, ya que por pequeño que sea se hará más grande en el lavado.
    4. Usa agua fría en el lavado de tus prendas delicadas. El agua caliente puede decolorar o dañar sus tejidos.
    5. Puedes lavar la ropa delicada en la lavadora si usas agua fría, el ciclo suave y sólo lavas prendas de este tipo, evitando exprimirlas.
    6. Remueve el agua de estas prendas con la mano, sin exprimir ni retorcer.
    7. Si es necesario utilizar la plancha, las prendas estampadas deben ser planchadas por el revés.
    8. Las prendas con bordados deben ser planchadas al revés para destacar su diseño.

    Ropa de Bebé

    Consejos Generales:

    1. La ropa del bebé debe ser holgada, cómoda, fácil poner y quitar. Es aconsejable que sea abierta por el pecho o por la espalda, sin cintas, excesivos adornos o cordones en el cuello con los que se pueda enredar.
    2. Es conveniente que sea fabricada con fibras naturales, preferiblemente algodón, evitándose tejidos de fibras sintéticas, prendas de lana o con pelusas.

    Lavado:

    1. La ropa del recién nacido debe lavarse aparte de la de los demás miembros de la familia, a mano, con un jabón neutro, suave y especializado.
    2. No se deben utilizar blanqueadores y debe enjuagarse con abundante agua.

    Ropa de cama y toallas

    Consejos Generales:

    1. Es muy importante mantener limpias y secas las toallas y la ropa de cama, pues gracias a su correcta higiene mantenemos a nuestra familia alejada de enfermedades.
    2. Se recomienda su lavado con frecuencia, de acuerdo también a su frecuencia de uso (1 vez a la semana como mínimo, si se usan diariamente).

    Secado:

    1. Si usas secadora, evita el exceso de secado, lo único que lograrás es que se formen arrugas.
    2. Cuando la secadora termine su ciclo, saca de inmediato la ropa de cama; haz un planchado manual y dóblala. No tendrás ninguna arruga si has utilizado Suavitel® acondicionador de telas en tu lavado.
    3. Si quieres darle a tu cama un acabado perfecto al tenderla, plancha sólo la parte superior de tus sábanas.